dos-personas-hablando

Conseguir ser más empático con los demás

La empatía se refiere a la capacidad que posee una persona de poder ponerse en lugar de otra, dicho de otro modo, es entender tanto la situación como los sentimientos que se encuentra experimentando otra persona.

Ahora bien, cabe mencionar que ser empático no suele ser algo sencillo, y en la mayor parte de los casos, implica diversas condiciones previas.

En cualquier caso, tanto en el espacio laboral como dentro de las relaciones personales, resulta necesario detenernos un momento para analizar la forma en que nos relacionamos con quienes se encuentran a nuestro alrededor, incluyendo no solo aquellas personas junto a las cuales convivimos diariamente, sino también esas que solo vemos de forma ocasional.

Consejos para ser más empático con las otras personas

No cabe duda que la empatía se trata de un aspecto esencial en la vida de todo ser humano, ya que además de permitirte acercarte a otras personas, también te ayuda a desarrollar relaciones mucho más sinceras y duraderas, dado que te ayuda a conocer el punto de vista de los demás.

Ahora bien, aunque quizás no lo sabías, lo cierto es que hay varios consejos que puedes realizar dentro de tu vida con el fin de lograr ser más empático con quienes se encuentran a tú alrededor, tanto a nivel personal como laboral, y entre ellos se encuentran los que te señalamos a continuación:

1.      Amplía la escucha activa

Consiste en aprender a escuchar y también a entender lo que te dicen las otras personas, al mismo tiempo que logras hacerles ver que realmente las has entendido, por lo que no implica únicamente oír a los demás, sino poder escucharlos y entenderlos.

2.      Vive sin prejuicios

Las personas realmente empáticas se caracterizan por ser tolerantes y respetuosas, por lo que no suelen juzgar a ningún otro individuo.

En este sentido, aunque en ocasiones es probable que no te encuentres de acuerdo con las decisiones que puedan tomar los demás, es importante que intentes tomar distancia y comprenderlas, incluso si tú hubieses actuado de forma distinta.

Dicho de otra manera, dentro del proceso de empatía, es fundamental que sepas hacer a un lado tus propios juicios, evaluaciones y críticas para poder comprender el punto de vista de la otra persona.

3.      Sigue pautas sanas


También es importante que puedas concentrarte especialmente en las expresiones de la otra persona, tanto las verbales como las no verbales, a fin de que puedas contestar de modo apropiado, responder de manera afectiva y parecida al tono de la otra persona, mostrando interés por aquellas cosas que te dice, y entendiendo incluso aquello que no logra expresar a través de las palabras.

4.      Entiéndete a ti mismo

Para poder comprender a las otras personas y llegar a tener una mayor empatía hacia ellas, resulta esencial que comiences por entenderte y conocerte a ti mismo, al mismo tiempo que logras ser empático frente a tus propias acciones y sentimientos.

5.      Presta atención al bienestar, necesidades e intereses de las otras personas

En realidad no empatizas con las otras personas, sino que de hecho logras identificarte con alguna cosa de dichas personas. En cualquier caso, lo adecuado siempre será que puedas centrarte en ese “algo” que podría llegar a afectar su bienestar, sus necesidades e incluso también sus intereses.

6.      Usa los valores humanos compartidos

valores-humanos-compartidos
La empatía se trata de la habilidad para usar los valores humanos compartidos dentro de diversos contextos interpersonales y culturales. Como ya mencionamos, es intentar ponernos en los zapatos de las otras personas y pensar de qué manera nos sentiríamos si tuviésemos que experimentar su situación.

7.      Practica

La empatía, al igual que muchas otras cosas en la vida, es algo que exige tanto práctica como perseverancia para poder crecer y desarrollarse de manera adecuada; razón por la cual se suele decir que la empatía se trata de una excelencia o virtud del ser humano.

De modo que si en algún momento alguna persona cercana a ti, ya sea un familiar, amigo, pareja, cliente, colega, etc., se encuentra experimentando una determinada situación y únicamente desea hablar con alguien, puedes poner en práctica los consejos anteriores para ayudarle, y al mismo tiempo, practicar para conseguir ser más empático con los demás.

¿En qué consiste la empatía?

La empatía consiste en ver las cosas desde el punto de vista de los demás. Muchas personas suelen definirlo como esa habilidad de compartir sus emociones, sentimientos, y/o pensamientos con otra persona.

En este sentido, cabe mencionar además que esta palabra proviene del griego “Empathei”, el cual quiere decir “pasión” o “afecto”.

La empatía se trata de un aspecto básico para poder mantener una buena relación personal, la cual resulte gratificante y pueda durar a largo plazo.

¿Es posible ser más empático?

Contrario a lo que tal vez muchas personas podrían pensar, lo cierto es que sí, es posible aprender a ser más empáticos; solo tienes que trabajar en salir de ti mismo y comenzar a escuchar atentamente a quienes se encuentran a tu alrededor, dejando atrás tus valores, juicios y/o necesidades.

Sin embargo, debes tener claro que ser “amable” no consiste en lo mismo que ser empático, por lo que de nada servirá que seas una persona simpática y cariñosa si no intentas entender a los demás desde su punto de vista, en lugar de hacerlo desde el tuyo.